¿Cuáles son los Beneficios de la Práctica del Taekwondo en los Niños? El Taekwondo es un gran beneficio para los niños, ya que los ayuda a:

  • Aumentar su autoestima
  • Les da una mejor autodisciplina y control.
  • Los ayuda en situaciones sociales.
  • Los mantiene activos y más en forma física
  • Les muestra respeto a los demás
  • Les da metas
  • Les muestra cómo trabajar con los demás.

Esos son solo algunos de los muchos Beneficios de la Práctica del Taekwondo en los Niños y, como pueden ver, van mucho más allá de que se les enseñe a defenderse.

Ningún arte marcial es completo o abarcador; pero algunas artes marciales ofrecen una educación más completa que otras.

Ya sea que su hijo sea demasiado travieso, tímido o tal vez un poco hiperactivo; el Taekwondo puede ayudarlo a aprender muchas lecciones importantes de la vida. Y, por supuesto, esas mismas lecciones se aplican a todos nosotros, no solo a los niños). Aquí, profundizaré en esas razones y por qué creo que estudiar el arte de TaeKwonDo es beneficioso.

Beneficios de la Práctica del Taekwondo en los Niños

Beneficios

Un impulso en la autoestima 

No hay algo mejor que mejore el autoestima de un niño como el de romper una tabla con el puño o el pie. La expresión de sus caras mientras rompen una tabla; y escuchan los aplausos de la gente los hace sentir orgullosos de todo el trabajo duro que hicieron hasta ese momento.

Un niño aprende que no está compitiendo contra otros, solo consigo mismo. A medida que avanzan, saben sin lugar a dudas que se han ganado esos cinturones.

Aprenden a creer que pueden hacerlo, porque SABEN que pueden hacerlo.

Autodisciplina Autocontrol 

El Taekwondo enseña autodisciplina y autocontrol al enseñar formas difíciles y patadas que requieren un enfoque intenso, capacitación y devoción para aprender bien y dominar. Taekwondo también requiere que seas preciso en tus movimientos, lo que requiere mucho control.

Sociabilidad

Los niños que no siempre prosperan en entornos muy sociales pueden encontrar más fácil conocer a las personas y hacer nuevos amigos cuando están en una habitación llena de compañeros que comparten un interés común.

Si tiene un hijo tímido o callado, no hay nada mejor que ponerlo en una clase de Taekwondo, donde todos comienzan en el mismo nivel, lo ayuda a aprender a interactuar con otros niños de su misma edad a medida que pasan por el mismo proceso de aprendizaje.

Aptitud Física y Actividad 

Las 3 piezas del rompecabezas de la aptitud física son fuerza, flexibilidad y resistencia. Una clase típica de Taekwondo implica ejercicios dinámicos de golpes y patadas, bloqueos, ejercicios de fortalecimiento, como sentadillas, flexiones y estiramientos.

Un niño desarrollará resistencia y fuerza a través de movimientos tan activos y para los niños más pequeños, aprender y practicar las formas o poomses conduce a mejores habilidades motoras y el control corporal.

Inscribir a un niño en un Arte Marcial físicamente exigente como Taekwondo, no solo lo ayuda al sendetarismo al que pueden estar acostumbrado, sino que también le brinda una actividad agradable que los alienta a seguir moviéndose.

Aprendiendo la capacidad de fallar 

En la sociedad actual, donde todos parecen obtener un premio, independientemente de lo bien que lo hicieron o no, aprendiendo a fracasar, aunque este puede ser un término duro, tal vez sea mejor decir que viene en segundo lugar, por ejemplo, en un combate de Taekwondo, es una valiosa lección para aprender. De esta manera, pueden hablar con su maestro sobre lo que puede trabajar y lo que puede hacer mejor para la próxima vez.

El respeto  

Una de las primeras cosas que notará al comenzar Taekwondo es que el instructor comenzará a inculcar en un estudiante la necesidad de mostrar respeto no solo al instructor sino también a sus compañeros de clase, independientemente de su nivel de habilidad.

En una escuela de calidad de Taekwondo, rara vez verás a un estudiante alardear o presumir. Entienden que cada uno tiene sus fortalezas y debilidades y aprecian las diferencias.

Mejora el Atletismo 

Hay una razón por la cual prácticamente todos los equipos deportivos profesionales complementan su entrenamiento con Taekwondo o alguna otra Arte Marcial. Primero, es increíblemente efectivo para mejorar la coordinación general porque usa cada parte del cuerpo de manera equilibrada: la parte superior del cuerpo, la parte inferior del cuerpo, el lado derecho, el lado izquierdo, el movimiento lateral y el movimiento de rotación están incluidos.

Ayuda a establecer metas

Tener metas en una de las cosas más importantes que uno puede aprender en la vida y en el Taekwondo lo hacen desde el principio. Primero con el objetivo de conseguir un cinturón negro, pero luego también con el objetivo de mejorar su nivel.

Esto no solo infunde en un niño un gran hábito, sino que también le muestra con trabajo duro y dedicación cualquier meta que establezca. Supongo que si aprenden una sola cosa de su tiempo en Tae Kwon Do, diría que este es, con mucho, el más importante.

Mejora la Atención

El mundo de hoy está lleno de distracciones, desde la televisión hasta los videojuegos, por lo que al tomar un arte marcial como Taekwondo, un niño desarrolla la capacidad de enfocarse a una edad temprana que paga dividendos no solo hoy sino para toda su vida.

Al elegir una escuela de Taekwondo, busque una que tenga un entorno libre de distracciones para que su hijo tenga tiempo para olvidarse del mundo exterior y concentrarse en su entrenamiento. La meditación también juega un papel importante en el Taekwondo, así que no se sorprenda si el instructor de su hijo reserva tiempo al principio o al final de la clase para ello.

Compañerismo

Desde entrenar hasta romper tablas y subir de rango hasta conseguir un nuevo cinturón, no hay muchas cosas que su hijo haga solo en una escuela de Taekwondo.

Un niño trabajará constantemente junto con sus compañeros de clase para aprender nuevas formas y técnicas que ayuden a formar la importante habilidad del trabajo en equipo que utilizarán durante toda su vida.

No Fomenta la Violencia

Pensar que el entrenamiento del Taekwondo promueve el comportamiento violento puede ser una suposición razonable si es que su única experiencia con Taekwondo proviene de la televisión o las películas.

Sin embargo, el Taekwondo y otras artes marciales tienen muchos estilos defensivos que enseñan a los niños habilidades pacíficas y no violentas de resolución de conflictos y enfatizan la prudencia de evitar un altercado físico.

Conclusión

Esperemos que en este punto pueda ver los Beneficios de la Práctica del Taekwondo en los Niños.

Por supuesto, las otras artes marciales que existen ofrecen algo similar, pero habiendo tomado Taekwondo durante un período prolongado de tiempo, produce un gran cambio positivo en los niños.

Tomará tiempo, algunos más cortos, otros más largos, pero verá cambios sutiles que tal vez su hijo ni siquiera sea consciente. Como el de ser más respetuoso con las personas mayores o más amable con otros de su misma edad.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments